Introducción a la producción musical 2019

10.02.2019

¿Quieres aprender a grabar en casa? ¡Sigue leyendo!


Hoy en día tenemos miles de herramientas a nuestra disposición, sin apenas presupuesto, con un ordenador y dos aparatitos podemos hacer cosas realmente increíbles. 


Necesitamos entender primero las 3 etapas de la producción musical

  1. Pre-Producción
  2. Grabación
  3. Post-Produccion

Una explicación breve para que esto no se nos haga largo.


Pre-Producción: Es la etapa donde planearemos como realizar la producción del proyecto. 

Desde pensar los instrumentos que utilizaremos, los arreglos, etc. Para que a la hora de llegar a grabar tengamos todo bien organizado y no se nos vaya complicando todo.  

Si saltamos esta etapa, complicaremos mucho la grabación y tomaremos decisiones forzadas que afectarán al resultado final. 


Grabación: Esto ya nos suena un poco mas ¿no? Sin embargo en casa pasamos muchas cosas por alto que siguen complicando el proceso. 

Tener los instrumentos afinados, los instrumentos virtuales que utilizaremos preparados, los auriculares/monitores funcionando correctamente y un laaargo etc. 

En la grabación es muy importante no dejar pasar errores pensando lo típico de "Ya lo solucionaremos en la mezcla" Si obtenemos un gran sonido desde el principio, tendremos gran parte del trabajo echo. 


Post-Producción

Aquí tenemos dos procesos que también deberían sonarnos un poco

Mezcla: Es donde aplicaremos los efectos necesarios, EQ, compresión, etc. 

Masterización: Este proceso final es como aplicar maquillaje al resultado que ya tenemos, aplicar una eq general para resaltar, abrir el estéreo y utilizar un limitador para elevar el volumen y conseguir más potencia. 

Como veis cada etapa es importante a partes iguales y realizar bien el trabajo en cada una de ellas nos asegurara un buen resultado siempre. 

Podríamos estar hablando de las etapas de la producción durante 10 artículos, pero vamos a ser dinámicos y avancemos. 


¿Que necesitamos para empezar a producir en casa? 

  1. Ordenador.
  2. Tarjeta de sonido / Interfaz de audio. 
  3. Monitores de escucha.
  4. Daw / Programa de edición.
  5. Microfonía
  6. Cables / accesorios. 
  7. Acústica 

Ordenador: Lo mínimo recomendado sería un procesador i3 con 4 Gb de memoria RAM 

Tarjeta de sonido: Con cualquier interfaz de hoy en día podemos obtener una calidad óptima de grabación. Luego dependerá de tus necesidades los canales que vayas a necesitar. 

Monitores de escucha: Monitores de respuesta plana. No hay nada peor que escuchar con unos altavoces que colorean el sonido y engañan a tus oídos. No solo sirven para escuchar lo que estas tocando, serán tus compañeros de trabajo, los que te indicaran si sobra o falta una frecuencia en ese instrumento. Por lo tanto cuanto más fieles sean, menos te equivocaras al mezclar lo que escuches. 

Daw: Digital Audio Workstation (Estación de trabajo de audio digital) o lo que es lo mismo, el programa que utilizaremos para grabar y editar el sonido. 

Siempre he trabajado con Samplitude Music Studio. He probado Cubase, FL estudio, Sonar, Ableton live... ¿Por que trabajo con Sam? Por que es con el que estoy familiarizado. Hasta donde yo conozco no hay ninguno que de mejor calidad que otro, simplemente distintas opciones y otras configuraciones. 

Por lo tanto prueba el que más te guste y con el que te sientas más cómodo. 

Microfonía: Un micrófono de condensador para comenzar a grabar voces e instrumentos con una calidad adecuada. Actualmente hay micrófonos económicos que dan muy buen sonido.